Escapadas de fin de semana

Las mejores escapadas urbanas en Europa - Descubre tu nueva ciudad preferida

¿Te apetece cambiar de escenario y disfrutar de un fin de semana en nuevos horizontes? ¡Escápate a una capital europea! Vive tu fin de semana al máximo descubriendo los rincones más apasionantes de alguna de nuestras metrópolis así como el encanto de sus gentes y sus tradiciones. Además, sus ricas diferencias arquitectónicas, sus mercados de calle y, por supuesto, sus deliciosas especialidades gastronómicas harán que disfrutes de ese fin de semana... ¡con todos tus sentidos!

Roma da cobijo a innumerables obras maestras recogidas en el transcurso de los últimos 3.000 años. El Coliseo, su monumento más majestuoso, es uno de los puntos que no te puedes perder. No solo es espectacular desde dentro como desde fuera, sino que además está situado en un enclave único: cerca del Foro Romano.

  • La Ciudad del Vaticano acoje los Museos Vaticanos. Allí, encontrarás los frescos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel. Pero recuerda tener los ojos bien abiertos, ya que no se permiten fotografías.
  • La fuente de Trevi marca el punto final del Aqua Virgo, uno de los acueductos que abastecían de agua a la antigua Roma. Hoy en día es la fuente barroca más grande de la ciudad.
  • El castillo de Sant'Angelo fue antiguamente el edificio más alto de Roma. Originalmente se utilizaba como un mausoleo para el emperador Adriano y su familia. Ahora es un museo que no te puedes perder.

La capital de España cuenta con una arquitectura deslumbrante y unas colecciones de arte únicas. Pero además, destaca por sus incontables bares de tapas y su exquisita gastronomía. Un fin de semana en Madrid es una parada obligada para todo viajero.

  • Los jardínes del Palacio Real son un oasis de paz en el centro de la ciudad. Además, la Plaza y el Palacio Cibeles no solo destacan por su fachada de piedra blanca, sino por ser el centro de celebración para todos los aficionados del Real Madrid F.C.
  • El Museo del Prado es otro lugar que no te puedes perder. Con más de 9.000 obras de arte, es fácil perder la noción del tiempo e imaginarse sumergido en otra era.
  • Para matar el gusanillo, déjate arrastrar por la multitud en uno de los muchos bares de tapas y deléitate con unas patatas bravas, un bocadillo de calamares o un buen cocido madrileño.

Londres es una de las ciudades más multicultares de Europa. ¡En sus calles se pueden llegar a oir hasta 300 idiomas diferentes! Date una vuelta por el Borough Market y disfruta de sus puestos, colores y olores. Si te entra sed, disfruta de una Guinness o una sidra bien fría en uno de los muchos pubs de la ciudad. Y si todavía no estás cansado, paséate por la zona de South Bank donde encontrarás multitud de grafittis y muestras de arte callejera.

  • Uno de los obligados de Londres es la visita al "Big Ben. Aunque su nombre se utiliza para identificar a la torre del Palacio de Westminster, en realidad es el nombre de la campana que se encuentra dentro de la misma.
  • Dirigete a Primrose Hill para disfrutar de unas increibles vistas sobre la ciudad. Si eres fan de las alturas de vertigo, visita la azotea del Shard, desde donde podrás ver London desde unos 250 metros de altura.
  • No te pierdas el "British Museum", uno de los museos más ricos en arte, historia, arqueología y antiguedades.

París tiene mucho que ofrecer. Estilo, cultura, patrimonio, música, gastronomía... la lista es larga. Disfrutar de las vistas desde la Basílica del Sagrado Corazón, escuchar música de jazz en Saint-Germain, recorrer las Catacumbas subterráneas y parar a descansar en una de las agradables terrazas de Paris son algunos de los obligados en Paris.

  • La Basílica del Sagrado Corazón está ubicada en las alturas de Montmartre y es uno de los lugares más impresionantes de París. Desde allí se puede contemplar la vista de toda la ciudad y sus monumentos más emblematicos
  • ¿Buscas un poco de aventura? Descubre las Catacumbas subterráneas de Paris: un lugar atípico, fascinante y lleno de historia. ¿Sois miedosos? ¡Absteneros!
  • El Caveau de la Huchette es uno de los clubs de Jazz más antiguos de Pais. Está situado en el barrio de Saint-Germain-des-Pres y es uno de los lugar más idilicos de la ciudad.

La capital de Portugal es una de las ciudades más bellas y cosmopolitas de Europa. Por su ubicación en las colinas del río Tajo, es una ciudad fuertemente conectada al mar. Intrépidos navegantes se embarcaron en los siglos XV y XVI en busca de nuevas tierras desde aquí y su legado conforma gran parte de la cultura y el patrimonio de la ciudad.

  • El lugar de descanso del explorador Vasco da Gama es una iglesia construida en el año 1500 como parte de un magnífico monasterio. Sus claustros están considerados entre los más bellos del mundo y han sido catalogados como Patrimonio de la Humanidad.
  • La torre de Belén es el icono de la ciudad y símbolo de la Era del Descubrimiento. Construido a principios de 1500, esta atalaya adornada ha sido declarada monumento del Patrimonio Mundial por la UNESCO.
  • Desde las almenas de el Castillo de San Jorge se pueden contemplar unas vistas panorámicas de la ciudad. Dentro de él, hay un pequeño museo arqueológico y al pie de la colina un par de terrazas con vistas al Alfama, el barrio medieval de la ciudad.

Amsterdam es una ciudad que, sin duda, tiene de todo. Es el fiel reflejo de la diversidad y la multiculturalidad europea. Modernidad, vanguardia, tradición y transgresión se funden en un solo espacio. Y además, su extensión permite ir andando o en bici a todas sus puntos.

  • Amsterdam es el paraiso de las bicis. Recorrer la ciudad en bici no es solo una forma de transporte, sino una forma de vida. Por ello, Amsterdam es con frecuencia una de las ciudades más valoradas en el ranking de "bike-friendly" gracias a sus más de 600.000 bicis y a sus espacios habilitados para bicis.
  • Además, Amsterdam también destaca por albergar algunos de los mejores museos de Europa: el Rijksmuseum, el Van Gogh Museum y el Stedelijk Museum. Los tres se encuentran en el Museumplein, muy próximo a la calle Spiegelgracht donde se encuentrán un gran número de galerías de arte.
  • El controvertido barrio rojo de Ámsterdam es uno de los lugares más curiosos y conocidos de la ciudad, no puedes irte sin haberlo vivido. En sus calles te encotrarás muchos bares, coffeeshops y hasta escaparates con maniquís humanos.